Tras el gran éxito de todas las canciones de Maluma en América y Estados Unidos,

España crea una campaña en contra de próximas presentaciones

para negar los conciertos del cantante puesto que consideran

que las letras de sus canciones son “machistas”, “misóginas”

y “degradantes”, para la sociedad,

pero aún más para el género femenino.

 

Los europeos ya han recaudado más de 10000 firmas para que

el cantante colombiano no se presente en las fiestas

de la ciudad de Palencia.

 

¿Será que la nueva música no es correcta para las próximas generaciones? o simplemente son muy conservadores.