Julio Preciado no deja de cumplir sus sueños, puesto que ya sintió pasos en la zotea tras caer en un coma, ahora el cantautor se encuentra mas vivo que nunca cumpliendo una meta mas, al abrir un salón para fiestas el cual lleva por nombre “Principal”, un sitio elegante y lleno de estilo.

La noche de la inauguración festejo el cumpleaños de su esposa Lorena, haciendo así de este nuevo proyecto como empresario, un gran inicio lleno de emociones, ademas de haber inaugurado este salón de eventos junto con Raúl Hernández “El tigre solitario”, el encargado de animar esta fecha tan importante en donde Julio también deleitó a los invitados con un gran “palomazo”.