Así es como el Rey de las taquillas, Julión Álvarez,

quien se encontraba en la mira de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público,

por supuestos nexos con el crimen organizado y lavado de dinero,

ahora queda libre de culpa y eliminado de la lista de las personas bloqueadas.

El viernes por la tarde se dio a conocer su declaración como inocente en México,

tras un largo proceso de averiguacion, presentación de pruebas y documentación que se requería la secretaria del artista,

el cantante sinaloense, ya podrá disponer de sus cuentas bancarias y

continuar con la actividad de sus empresas aunque aun deba comprobar el origen de sus bienes.

Demostrando desde un inicio de su incriminación la postura de inocente

como lo compartía en las diversas entrevistas en las que negaba cualquier

acto ilicito en el que se le incluia.