Jalisco logró sacar de la pobreza a más de medio millón de personas a través de la implementación de programas sociales y políticas públicas dirigidas al desarrollo de sus habitantes en los 125 municipios de la entidad.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en cuatro años, Jalisco se posicionó en el primer lugar nacional como el estado que más personas ha sacado de la pobreza en todo México.

Entre 2014 y 2016, más de 220,000 habitantes salieron de la pobreza mientras 109,000 personas abandonaron la condición de pobreza extrema debido a que se triplicó el presupuesto para el desarrollo social.

Al inicio de la administración estatal, el estado contaba con 500 millones de pesos y actualmente destina  1,500 millones de pesos a través de 41 programas que benefician a madres jefas de familia, adultos mayores y personas con capacidades diferentes, entre otros.

Según el informe más reciente de Coneval, 77,000 personas dejaron además el rezago educativo, 86,000 tienen acceso a la salud y 162,000 tienen ahora acceso a la vivienda y otros servicios básicos.

Lo anterior ha sido posible con programas como Jalisco Incluyente, Por la Seguridad Alimentaria y Becas a Estudiantes de Comunidades Indígenas.