Se va, pero con demanda, pues el conductor acepto su despido, pero no conforme de sus condiciones económicas tras su salida, esto lo llevo a tomar la decisión de demandar a la empresa para la que trabajo más de 30 años en programas como “Una Familia de Diez” y “Doctor Cándido Pérez” quienes llevaron el rating de esta televisora a mayor número de seguidores.

Pero sus hijos Oscar y Pedro, seguirán trabajando para la televisora, que decisión tan difícil el escoger entre tu trabajo o lealtad a la familia.

Siendo una lástima que tantos años de trabajo no sean valorados por empresas a las cuales prestas más de una vida.